Carta a M. niño

Querido Matteo,

todo se pondrá mejor.

Es un amigo de confianza que te escribe. Lo hago con cariño y ternura, aunque los remordimientos por no haberte escrito antes me dejan congelado y me provocan rabia. Pero sé que siempre es mejor decir las cosas, y que lo importante no es como o cuando hacerlo, sino hacerlo.

Tu sexualidad será un mundo de experiencias y de comunicación imprescindible, será una aventura que te llevará a conocerte mejor y a contactar con muchas personas distintas de una manera asombrosa y apasionada. Será divertida y a veces dolorosa. Será un viaje que entusiasma, aunque con dudas, fatiga y mucha, mucha, mucha paciencia.

Podrás desear libremente, y con cualquier persona adulta y con comunicación y consentimiento, podrás expresar tus placeres y seguirlos.

Podrás enamorarte cuantas veces tu quieras, incluso de más de una persona a la vez.

No tendrás que actuar según lo que digan los demás, ni la sociedad, ni seguir repitiendo modelos establecidos, tu libertad será el aspecto más excitante de todo el viaje.

No tendrás que tener miedo de tu cuerpo, podrás disfrutar de todos los sentidos, gozar de imágenes, olores, sonidos, voces y gustos. Podrás saborear todas las sensaciones sobre tu piel, la piel de todo tu cuerpo.

Podrás enseñar tu cuerpo, sin vergüenza cuando estés desnudo, será estupendo caminar por las playas completamente desnudo. No tienes que juzgarte por las formas de tu cuerpo, no tienes que cubrir partes de tu cuerpo por miedo a que no respeten alguna norma o alguna regla de belleza. Eres bello. Y en cuanto quieras y puedas, disfruta al máximo de tu juventud, cuando ya te vuelvas mayor, lo añorarás…

Al final, como dice una gran referente: nacimos desnudas, todo el resto es drag.

Puedes jugar con las muñecas, puedes llorar en público, puedes estar bien con tus amigas niñas. Podrás maquillarte y vestirte como te de las ganas, podrás hablar con voz femenina, podrás gritar en la calle, podrás bailar moviendo tus muñecas, hasta que se agote la respiración, todo esto es tu pluma con A, maravillosa, divertida, seductora, tuya.

No tendrás que forzarte en seguir un modelo de relación que no es tuyo, no te sientas obligado a formar una pareja sentimental, sólo por que te empujan los que tu crees que son amigos. Un verdadero amigo te diría de seguir simplemente tu deseo.

Y si lo harás, no tendrás que forzarte en transformar las relaciones con tus amigas chicas, ellas son amigas estupendas, y así está bien.

Y si lo harás, no tendrás que rechazar los instintos que te harán sentir atraído por el cuerpo de tus amigos chicos. Estos instintos son bellos y naturales, y forman parte de ti.

Si te gustará una persona que tiene un cuerpo que tu lees como masculino, es bonito. Con respeto y delicadeza, se lo podrás decir: quizás que él también no esté atraído por ti.

Podrás hablar de ti con el género que te apetezca, masculino, femenino, o incluso inventarte nuevos géneros de todos los colores. El género, esta palabra tan difícil, es como los colores de los Barbapapá que tanto te gustan desde cuando eres pequeño.

Te gustarán muchas personas, a veces muchas al mismo tiempo. Esta es la sorpresa de la diversidad, por que cada una te gustará por razones diferentes, por su voz, por su mente, por su culo o por su pelo, por vuestras charlas, por los silencios, por las risas y por los llantos. O quizás por todas estas razones, juntas.

Si querrás, no tendrás que tener hijos. Tener un hijo no será una forma de ser mejor persona, ni una manera de ver proyectados en él los deseos que no cumpliste. Simplemente, ¡realízalos tú!

Podrás realizar todas las prácticas que tu quieras con tu cuerpo, cuando te den placer. Podrás tocarte con placer cuantas veces quieras, sin sentirte culpable por eso. Y mientras lo hagas, podrás liberar tus fantasías.

Podrás realizar todas las prácticas que tu y las personas con las que tengas relaciones queráis. No tendrás que seguir sólo un camino binario. Y tu aspecto no definirá los juegos sexuales que tu querrás hacer. Recuerda, es muy importante: siempre podrás decir que NO.

Sé que esta carta te parecerá un poco tardía, y que contiene mucha información. Por esto, te pido perdón. Pero te la he enviado, por que siento la necesidad urgente de transmitirte todo el arcoiris de posibilidad que podrás vivir. Y finalmente, para repetirte otra vez que TODO SE PONDRÁ MEJOR.

Te quiero, Matte.

Un comentario en “Carta a M. niño

  1. ¡Qué hermoso, Matteo! Muchas gracias por compartirlo. Una abrazo enorme para ese niño, y para el bello adulto en el que se ha transformado.
    Ismarú.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s